Ozono: fundamentos de la generación de ozono

Xylem Water Solutions desarrolla sus propios equipos de ozono bajo la marca Wedeco en su centro de excelencia de Herford, que reúne a los expertos de la compañía en ozono, lo que nos permite diseñar y proporcionar una solución completa para una amplia variedad de aplicaciones en tratamiento de aguas.

La molécula de ozono reacciona rápida y selectivamente con una amplia variedad de compuestos liberando un átomo de oxígeno. Reacciona preferencialmente con compuestos insaturados, rompiendo los dobles enlaces.

El ozono, al ser muy reactivo, es también inestable. Por tanto, no puede almacenarse y debe producirse dónde y cuándo se necesite. El ozono se produce a partir de gases que contienen oxígeno en generadores a partir de descargas eléctricas. Todos los generadores de ozono industriales utilizan este método.

Se aplica una corriente de alto voltaje entre dos electrodos dispuestos concénctricamente. Los electrodos están separados el uno del otro por un dieléctrico y dos cámaras de descarga a través de las cuales fluye un gas. Algunas de las moléculas de oxígeno del gas de alimentación se rompen en el campo eléctrico e inmediatamente se unen a otras moléculas de oxígeno libres, formando ozono.

La efectividad de la generación de ozono es función de distintos factores. Dependiendo del gas de alimentación, la intensidad del campo eléctrico, la refrigeración y el diseño del generador, el ozono producido puede alcanzar del 1 al 16% en peso del gas producto.

El ozono puede generarse en concentraciones de 20 a 60 g/m³ con la ayuda de aire seco (punto de rocío < -60 ºC). El consumo de energía es de 12 a 18 kW/kg ozono, dependiendo de la concentración y temperatura del agua de refrigeración. Cada vez se utilizan mas el oxígeno industrial y el aire enriquecido en oxígeno para generar mayores volúmens (> 1 kg/h).

Bajo estas condiciones, y dependiendo de la concentración deseada, se puede generar 1 kg de ozono con un consumo de entre 6 y 10 kW. La tendencia al uso de generadores de ozono que producen hasta el 13% en peso ha mejorado significativamente la eficiencia económica del